Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La lactancia materna – cap 1: la leche materna

Lactancia la leche materna

La lactancia materna da para tantos posts que espero no alargarme demasiado e ir al grano. Como siempre intenté dar consejos y datos útiles y prácticos. Hoy empezamos por hablar de la leche materna en sí. La leche como alimento. 

Mi consejo es que no te saltes este post porque es interesante entender cómo la leche materna es una maravilla biológica que cambia y se adapta a tu bebé minuto a minuto.

Otra información imprescindible que necesitas conocer para una lactancia exitosa son las fases de la lactancia.

Hoy tratamos la leche materna como alimento. Su composición, cómo va cambiando y sus propiedades.

 

¿Cómo es la leche materna? ¿De qué está compuesta y porqué se dice que es una maravilla biológica?

  • La leche materna es un alimento vivo. Contiene bacterias vivas que van constituyendo la flora del niño y le ayudan a protegerse de las posibles infecciones y patógenos.
  • La leche materna va cambiado sus componentes según:
    • la alimentación de la madre.
    • según el momento del día (a la noche aumenta la concentración de triptofano natural para ayudar a inducir el sueño e ir adquiriendo los ritmos circadianos, los ritmos de día/noche.
    • va cambiando conforme el niño va creciendo. 
    • va cambiando durante la propia toma a medida que el bebé succiona. 
 
 

¿Cómo cambia la leche materna conforme el niño crece?

Cuando el bebé nace y nos lo ponemos al pecho, se activa en nuestro cuerpo una cascada hormonal que hace que comience la producción de leche. 

La primera «leche» que produce la madre es el calostro, es una leche amarilla bastante densa, que cuesta que salga.A priori puede parecer que es despreciable porque al ser menos calórica y grasa y de otro color parece que no es leche «leche» pero el calostro es super especial y interesantísimo para el bebé. Contiene gran cantidad de defensas.

A los 3 días más o menos se produce la subida de la leche. Empieza a producirse leche y se va acumulando en el pecho. Éste se llena y se vaciará cuando el bebé vaya tomando. Es importante vaciar el pecho entero para que el bebé tome la tetada completa para obtener todos los nutrientes que necesita..

A los 3 meses aproximadamente la lactancia ya está absolutamente establecida y cambia el modo de fabricación y almacenamiento de la leche.

La leche entonces no se va fabricando de continuo y acumulando en el pecho. La leche se empezará a fabricar cuando el bebé empiece a succionar. Ésto hace que la leche tarde unos segundos en salir desde que el bebé empieza a chupar. Ésto no le gusta al bebé, le suele enfadar y poner irritable hasta que en unos días entiende lo que pasa y aprende a ser un poco paciente

Existen unos episodios llamados «crisis de la lactancia», de las que te hablo en este post (click aquí)


¿Cómo cambia la leche materna durante la toma?


La leche del  principio de de la toma o tetada es más ligera y dulce que la siguiente leche. Es rica en defensas y contiene gran cantidad de agu
a y azúcares, sobre todo lactosa. 

El agua que contiene alivia la sed del recién nacido y los azúcares le aportan al cerebro la energía que necesita para funcionar.
En esta sección de la leche van las defensas y las bacterias «buenas» que pasa la madre al bebé.

La segunda leche es mucho más calórica y grasa pero tan importante como la primera, por que la grasa es un componente esencial de las estructuras de nuestro organismo.  

El bebé necesita tanto el agua y las defensas de la leche inicial como la grasa y las calorías que lleva la segunda leche.
Por eso será preferible que el bebé vacíe un pecho entero y si ya está saciado no tome del segundo a que tome de ambos únicamente la primera porción de la leche.


¿Lactancia cada 3 horas o a demanda?


Aunque hablaré más adelante de ello, ya adelanto que, en mi opinión,  la lactancia materna debe ser a demanda y sin el reloj. Eso de 10 minutos, 15 minutos o 20 minutos en cada teta es un sin sentido.

Cuanto tiempo le cueste a un bebé vaciar un pecho depende de muchos factores. 
Si le ponemos un reloj, 
– el bebé que toma rápido se enfadará porque querrá cambiar de teta antes y pensaremos que no tenemos leche suficiente. 
– el bebé que toma despacio la leche se quedará sin las calorías y la grasa que necesita para desarrollarse correctamente.

 

Además, ten en cuenta que tu bebé no toma agua, así que la única forma de aplacar su sed es la leche materna.

Por tanto , siempre hay que dar pecho o leche a un bebé con hambre.

Te animo a leer los siguientes artículos:

Yo soy Ana Monente Mozaz (Ana Cestaland), farmacéutica y madre de familia numerosa de tres hijos que me enseñan e inspiran cada día.

Desde 2005 tras el mostrador de mi farmacia en Paseo Anelier 18 en Pamplona ayudando a cuidar y mejorar la salud de nuestros pacientes.

En 2012 creé con mucha ilusión Cestaland (regalos para bebés y embarazadas) y este blog Cestaland de maternidad y salud infantil. ¡Bienvenido!

Este blog busca ser una ventana al mundo para dialogar sobre maternidad, crianza, embarazo, parto, bebés. Intentando aportarte consejos útiles y muchos trucos acumulados estos años para ayudarte en el reto que es la gran aventura de la maternidad.

También te puede interesar

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =

comprar cestas para bebés
Regalos para bebés y embarazadas