Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Construyendo sueños: cómo los juguetes de construcción despiertan el espíritu inventivo y el pensamiento crítico

juegos de construcción jueguete construcciones

Hoy en día, la mayoría de los padres apoyan la idea del desarrollo pleno y oportuno del niño y qué me dirías si te digo que tienes una ayuda impresionante para ésto en los juguetes de construcción.

Todos sabemos que a los niños pequeños les resulta difícil permanecer en un mismo lugar y no es fácil mantener su atención en algo durante mucho tiempo. ¿Cómo estar en esta situación y enseñar a su hijo a ser diligente, así como a prestar atención de forma discreta y discreta?

Hay una gran manera de conseguir mantener la atención del niño. ¡Con la ayuda del juego! A todos los niños les encanta jugar, por lo que los padres podemos utilizar esta gran herramienta como la principal para fomentar y estimular el proceso de juego de todas las formas posibles, participando directamente en él.

Y como no, hay ciertos juguetes clásicos que nunca pasan de moda y ésto es por algo. Uno de los mejores juguetes educativos para niños se considera un constructor infantil, porque consta de piezas multicolores brillantes que sin duda atraerán a cualquier niño.

Los juguetes de construcción infantiles no son sólo un juego fascinante, sino también un dispositivo de entrenamiento que introduce a su hijo en los colores, las formas y la simetría. Además, si se utiliza correctamente, un buen juego de construcciones puede sustituir fácilmente a algunos juguetes para un niño, ya que con su ayuda se puede construir un garaje para un coche, una casa para una muñeca, un circo, una granja ¡e incluso una enorme nave espacial!

Beneficios de los juguetes de construcciones ¿Para qué sirven los constructores de edificios?

Los constructores infantiles o juegos de piezas y construcciones son de mis favoritos. No solo porque tienen muchas ventajas y además enseñan construcción a los niños desde la infancia, lo que influye positivamente en el desarrollo del niño. Sino que son una puerta de entrada a la imaginación y la creatividad como pocos juguetes.

Motricidad fina

Los niños de hasta un año ya disfrutan jugando con cubos para hacer estructuras sencillas con los juguetes de construcción. Combinando las piezas, el niño trabaja con los dedos para juntarlo todo y luego desmontarlo. Esto entrena la coordinación de movimientos, la destreza manual y el trabajo de la mano, a lo que los padres deben prestar atención en primer lugar.

Al mismo tiempo, los adultos no deben temer que el juego desemboque en una situación desagradable, porque los fabricantes de juguetes lo han previsto todo. Suelen ser piezas grandes y siempre vendrá especificado por el vendedor las edades recomendadas.

Los niños pueden coger cubos de forma independiente y reorganizarlos, combinarlos y crear diferentes construcciones.

Y un plus es que al final, todos los juegos pueden combinarse entre sí. Incluso combinar distintos materiales, texturas y formas resultarán en un mix de lo más interesante estimulando a tope a la imaginación construyendo un mundo de fantasía infantil perfecto para el desarrollo de habilidades imprescindibles para el desarrollo del niño o bebé.

Desarrollo del habla

Al desarrollar la motricidad de las manos, el niño desarrolla automáticamente el pensamiento y el habla, porque los centros cerebrales responsables de estas acciones se encuentran cerca. Además, jugando con el los juguetes de construcción junto con los padres, los niños aprenden nuevas palabras: nombres de colores, formas, estructuras y, a veces, incluso letras, números y nombres de animales que aparecen representados en sus piezas.

Así, junto con el juego de construcción, el bebé puede aprender sobre los animales domésticos y sus sonidos, familiarizarse con el alfabeto.

Y de paso, el niño aprenderá a construir frases sencillas pidiéndole a un adulto que le dé una pieza o pidiéndole ayuda.

Pensamiento lógico

Tanto para montar lo que se muestra en la imagen si es un juguete de construcción guiado con instrucciones o plantillas o construir algo propio, hay que unir las piezas correctamente.

Para ello, hay que pensar, visualizar el objeto y entender cómo hacerlo. Estas acciones desarrollan el pensamiento lógico del niño.

Pensamiento creativo

Al plasmar sus propias ideas en objetos construidos, el niño desarrolla su imaginación. Esto ayuda al niño a aprender a formarse su propia opinión, a adquirir y aplicar conocimientos. En la vida adulta, estos niños reaccionan con rapidez ante situaciones problemáticas, encuentran fácilmente la salida correcta y a veces no estándar.

Desarrollo de la imaginación

El juguete portátil tiene caminos multicolores, arcos para aventuras y elementos con formas interesantes y pegatinas, por lo que con su ayuda se puede construir un montón de cosas interesantes – una construcción increíble, un héroe de cuento de hadas, un mundo mágico, lo que sin duda contribuirá al desarrollo de la imaginación de los niños.

Atención, paciencia, diligencia y autodisciplina

Al montar el juego de construcción, el niño tendrá que experimentar algunos fracasos debido al derrumbe de las estructuras, y aprender a perseverar reconstruyendo todo de nuevo. Esto ayudará a desarrollar en él el deseo de mejorar. Los niños inquietos e hiperactivos aprenden perseverancia mientras juegan con el constructor, lo que les ayuda a estar más concentrados.

Al jugar con un constructor, el niño también adquiere una valiosa habilidad: la autodisciplina, que sin duda le resultará útil más adelante.

Socialización

A menudo los niños son poco comunicativos, temerosos y retraídos. La construcción conjunta enseña a su hijo a compartir y a encontrar un lenguaje común con sus compañeros.

Así, ensamblando las piezas del juego de construcción, los niños se comunican entre sí, aprenden a negociar, cooperar y establecer contacto. Esto les permite aprender habilidades comunicativas. Para ello, lo ideal es utilizar juegos de construcción en bolsas con diferentes números de piezas, ya que al haber tantas piezas, ¡hay para todos!

Gran motricidad

Hay constructores atípicos que no sólo desarrollan la imaginación y la motricidad fina del niño, sino también la coordinación de las piernas. Así, el coche cocodrilo sin duda gustará a cualquier niño, porque combina un coche para andar, un cubo para limpiar cubos y ¡el propio constructor! Basta con subir al niño al coche para recoger los cubos, y luego sacarlos del recipiente y empezar la emocionante construcción.

Los constructores como el carrito rodante también son útiles para desarrollar la motricidad gruesa, ya que se pueden llevar de paseo y son muy fáciles de transportar.

Conclusión sobre los juguetes de construcción:

Los psicólogos infantiles han demostrado que los juegos imaginativos contribuyen a la adquisición de las habilidades necesarias para una adecuada percepción del mundo circundante. Por eso, jugar con unas construcciones no es sólo un juguete interesante, sino también un maravilloso ayudante que contribuye a corregir el comportamiento e inculcar las habilidades necesarias.

También es una gran herramienta para reunir a la familia, ya que está listo al instante para capturar la imaginación de papás, mamás y abuelos en un maravilloso mundo de fantasía. Basta un poco de imaginación para convertir un juego corriente en una emocionante experiencia de aprendizaje.

Otros artículos sobre juguetes de construcción como mega blocks en el blog de cestaland

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − tres =

Regalos para bebés y embarazadas