Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Soy feminista aunque mi marido es un superhéroe

Soy feminista aunque mi marido sea un superhéroe

Hace unas semanas que he descubierto que soy feminista, te cuento la historia que me hizo verlo claro.

Hace muchas semanas que paso esta anécdota y llevo pensando desde entonces si contártela en el blog o no.

Al principio había pensado no contarla, porque hablaba de mi marido y es una de las pocas normas que tengo a la hora de escribir el blog. Nunca decir nada que se pueda interpretar como negativo sobre mi marido porque lo primero que tengo que decir de él es que nosotros #somosequipo. Que es maravilloso y es mi mejor apoyo.

Pero la anécdota es tan gráfica para el tema del que quiero hablar hoy que no puedo resistirme.

Mi marido es un superhéroe

Soy feminista aunque mi marido sea un superhéroeMi hijo mayor está apuntado a futbito y tienen partido todos los sábados a la mañana pero yo los sábados a la mañana trabajo, así que no suelo poder ir a verle.

Es mi marido quién va con nuestros tres hijos.

Un día teníamos una comida con los padres y los niños del equipo y al llegar nos estábamos tomando el aperitivo con el resto de las madres.
Varias de ellas de repente me dicen «Maja, ¡tu marido es un superhéroe!»
Yo les miro expectante y sorprendida (no sabía que lo supieran).

Y continúan: «Tu marido es un superhéroe porque llega los sábados con los tres niños perfectamente vestidos. Siempre está de buen humor y hasta saca el tupper y le da de comer al pequeño.»

Yo les miro entre sorprendida y raramente halagada y les respondo «Pues sí es muy majo y yo me lo quedo para siempre pero fijaros en como somos las mujeres. El tupper lo he preparado yo. La ropa la he dejado yo distribuida en cada cama esta mañana, pero el super héroe es él.»

Todas nos echamos a reír y ahí quedó la anécdota.

Fue luego en casa cuando lo hablaba con mi marido cuando me di cuenta de que tenemos mucho camino por recorrer como mujeres y como sociedad porque un hombre nos parece un superhéroe por ir con sus tres hijos correctamente vestidos, a tiempo, de buen humor, atenderles y darles de comer.

Al martes siguiente, llegaba corriendo a la puerta de la catequesis con mis tres hijos tras recoger a la mediana de su clase de patinaje.

Colgada de la silleta iban las bolsitas del almuerzo, la bolsa con patines, protecciones, chaleco y ropa de cambio (que pesa como unos 8 kilos), la bolsa de cambio del bebé y la bolsa de las meriendas.

Por supuesto, nada más llegar, mi hijo pequeño se levantó de la silleta sin avisar. La silleta se volcó y se desparramaron mochilas y bolsitas del almuerzo.

Tenía que recogerlo todo a la vez que atrapaba al bebé de 2 años, que había echado a correr hacia la fuente más cercana.

Varias manos vinieron a socorrerme y una vez atrepé al bebé y recogí todo, levanté la cabeza para dar las gracias.

Eran las madres del equipo de futbito que me dicen con gran solidaridad:

«Maja, Ana, ¡Cómo vas de agobiada!»

Lo que me hace pensar es que, si mi marido con los tres niños es un superhéroe y yo con los mismos 3 niños voy super agobiada… igual el problemilla soy yo ;-S pero bueno, eso llevaría a otras reflexiones…

Desde aquí aprovecho a saludar y agradecer a las mamás del fútbito su buen humor y haberme regalado esta anécdota divertida que me permite ilustrar cómo están cambiando los tiempos de la mujer en la sociedad. Gracias, chicas.

 

Soy feminista a pesar de tener un marido superhéroe

Yo tengo suerte, tengo un marido maravilloso.

Un gran padre que además, cree en mí y me acompaña en todas mis locuras.

Y sí, es estupendo, pero no es un superhéroe.

En todo caso, sería un superhéroe por estar casado conmigo, creer en mí, sostenerme y apoyarme incluso cuando me dice que estoy equivocada.

Pero no es un superhéroe por ejercer de padre.

No es un superhéroe por saber ir con sus tres hijos a un partido de fútbol correctamente vestidos y a tiempo y darle el tupper que yo he preparado a su bebé.

Y es injusta la mirada de la sociedad que todavía considera que ese acto de paternidad convierte a un padre en superhéroe y a una mujer simplemente le convierte en una madre de 3 normal.

Me preocupa especialmente el mundo que estamos generando para nuestras hijas.

[bctt tweet=»Me preocupa mucho intentar educar a mis hijos, niños y niñas, en el feminismo porque considero imprescindible que mis hijos, los tres, sepan valorar lo que una mujer es capaz de hacer y sean feministas.» username=»cestaland»]

Aunque sinceramente no tengo ni idea de cómo hacerlo.

Y espero honestamente que en generaciones futuras un padre no sea considerado un superhéroe simplemente por atender a sus hijos con normalidad.

Yo soy feminista, pero, ¿Qué es ser feminista?

Oímos feminismo y pensamos en axilas sin depilar y mujeres sin sujetador y el feminismo no es eso.

Ser feminista consiste en saber que las mujeres somos capaces de todo. Que somos fuertes.
soy feminsita. nuevo feminismoQue somos valientes.
Que somos inteligentes.

Que somos brillantes.

Que somos capaces.

Que lo hemos hecho siempre, durante toda la historia.

Lo que pasa es que los que escribían la historia contaban cuentos envenenados envueltos en atmósferas rosas de tul y tiaras de diamantes con príncipes valientes y fuertes que rescataban a doncellas desvalidas.

Pero ¿sabes qué? Que me niego a que mi hija piense que es una doncella desvalida que necesita un príncipe que la rescate.

Así que lo declaro, yo soy feminista.

Algo estamos haciendo mal, chicas. Y el problema es que estamos criando a las generaciones futuras.

La esperanza que tengo es que está surgiendo un movimiento brutal del que creo que nosotras empezamos a ser conscientes y del que creo que los hombres ni sospechan.

Es un nuevo feminismo super poderoso.

Está en los escaparates de Hollywood y los micrófonos de las grandes estrellas.

Y está en las series como «Big Little Lies» o «The good fight».

Está en los corazones de muchas mujeres que sabemos todo lo que valemos.

En España este movimiento de cambio hacia una nueva conciencia de crear equipo con nuestras parejas y maridos está encabezado por Laura Baena en su club de malas madres. Ella ha escrito este artículo super interesante sobre feminismo y machismo y que me dió el empujón definitivo para atreverme a publicar este borrador que llevaba semanas atascado. Gracias Laura.

YouTube video

El nuevo feminismo está aquí y va a cambiar el mundo.

El feminismo está en el saber que podemos hacerlo sin ellos y eso nos da la libertad para elegir qué tipo de marido/pareja vamos a elegir para «hacer equipo».

Hombres del mundo, poneros las pilas porque nosotras queremos ser equipo con vosotros pero no necesitamos superhéroes ni príncipes encantados.

Necesitamos hombres fuertes, reales, capaces.

Que sean Padres que sientan.

Padres que no tengan miedo a sus emociones.

Y Padres que amen a sus hijos por encima de todo.

Necesitamos hombres feministas, que sepan que las mujeres somos INCREÍBLES.

Ser feminista consiste en saber que hay hombres maravillosos.

No superhéroes sino hombres maravillosos que son capaces de hacer equipo con sus familias.

Que no consideran que cambiar un pañal sea ningún acto heroico sino una parte más de sus vidas y de atender y cuidar a sus hijos.

Hombres que saben que las mujeres somos capaces de cambiar la historia y no solo lo aceptan sino que además ayudan sin necesidad de atribuirse el mérito.

Hombres fuertes que saben incluso vivir a la sombra de grandes mujeres.

Hombres capaces de ayudar a las mujeres de sus vidas a construir sueños y castillos.

Hay hombres buenos y feministas.

Yo tengo uno de esos en casa aunque él no lo llamaría así.

Eso sí, hoy tengo uno. Espero tener 3 hombres y por supuesto una hija feministas en unos años o habré hecho las cosas muy muy mal.

¿Alguna idea interesante para educar a nuestros hijos para ser feministas? Por favor, dejame tus ideas o comentarios más abajo en el hueco para ello.

Me encantaría saber qué piensas tú.

Yo soy Ana Monente Mozaz (Ana Cestaland), farmacéutica y madre de familia numerosa de tres hijos que me enseñan e inspiran cada día.

Desde 2005 tras el mostrador de mi farmacia en Paseo Anelier 18 en Pamplona ayudando a cuidar y mejorar la salud de nuestros pacientes.

En 2012 creé con mucha ilusión Cestaland (regalos para bebés y embarazads) y este blog Cestaland de maternidad y salud infantil. ¡Bienvenido!

Este blog busca ser una ventana al mundo para dialogar sobre maternidad, crianza, embarazo, parto, bebés. Intentando aportarte consejos útiles y muchos trucos acumulados estos años para ayudarte en el reto que es la gran aventura de la maternidad.

También te puede interesar

2 comentarios

  1. Totalmente cierto. Cualquier cosa que hacemos nosotras pasa desapercibida porque se da por sentado que tenemos que hacerlas. Y no digo que ellos no hagan cosas o que sea culpa suya. No, la culpa es de todos y de la misma sociedad. Tenemos que ir cambiando el chip progresivamente y, sinceramente, creo que la mayoría de los hombres, que no todos, son los primeros en estar de acuerdo.

    1. Pues sí, tenemos mucho trabajo por delante pero vale la pena el reto. Sobre todo por nuestras hijas e hijos. Gracias por comentar! Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − trece =

Regalos para bebés y embarazadas