Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ampliamos la familia – Sí ¡vamos a convertirnos familia numerosa!

eco-12-semanas-001

Sí, sí… Si todo va bien, ¡seremos familia numerosa en septiembre.

Ayer tuve mi primera eco de las 12 semanas(este post se escribió hace unos días).

Dentro de unos días empezaré a publicar algunos posts por semanas del embarazo aunque hoy me voy a centrar en qué he sentido yo viendo la eco de mi tercer bebé de 12 semanas.


La primera vez que te hacen una ecografía de 12 semanas y estás embarazada es maravilloso.

Mezcla de ilusión y miedo. 

Ilusión por saber que está bien. 
Ilusión por ver a tu bebé. 
Ilusión por ver a tu hijo. 
Ilusión un poco a lo loco y llena de ignorancia.
Ilusión por ver a tu marido mirar a la pantalla e intentar adivinar todo lo que ve (¿Sólo me pasa a mí?) 
Ilusión un pelín ilusa… 
¿Pero no tiene que ser toda la ilusión un poco ilusa?

También sientes miedo por lo mismo, por ver a tu hijo por primera vez. 
Miedo porque la gine dice muchas cosas pero tú no ves más que manchas en el monitor. 
Miedo porque no entiendes si las medidas que va dictando son «buenas» o «malas» hasta que ella te mira y te lo dice: «Todo está bien». 
Miedo por que el pliegue nucal no esté en los parámetros correctos.
Miedo por si algo va mal.


Pero cuando le ves… te quedas alucinada. 

¿Cómo puede ser que no notes nada con esa criatura de varios centímetros sin parar de dar volteretas dentro de ti?

¿Cómo puede ser ya tan humano? ¿Cómo puede ser ya tan bebé?

¿Qué me sorpendió de mi primera eco con mi primer hijo? 

– Que fuera tan grande.

– Que estuviera tan «formado».

– Que se moviera tantísimo.

– Que todo se viera bastante bien: las manitas, las piernas, los pies, la cabeza, la tripita, el corazón que late, y hasta la vejiga si tu bebé tiene que hacer pis. 

Quizá cuando todavía no eres madre y miras la pantalla no te das cuenta pero yo hoy en la eco de las 12 semanas de mi tercer bebé me he dado cuenta de una perogrullada.

Hoy he «entrevisto» por primera vez a alguien.


No algo. Alguien.
No un feto. 
No un proyecto. 
No una posibilidad. 
No «mi» nada.

He visto a alguien.
 


Alguien distinto a mí.
Alguien que está creciendo.
Alguien que ya es quien es
Alguien que es maravilloso.
Alguien que va a volver mi mundo de nuevo patas arriba.
Alguien sobre quien en unos meses me preguntaré, «¿Pero cómo he podido yo vivir hasta ahora sin conocerte?«.
Y alguien por quien pensaré: «Ha valido la pena vivir sólo por conocerte a ti«
Alguien con quien me voy a reír.
Alguien con quien voy a llorar.
Alguien que me hará reír y llorar (a veces sospecho que a la vez…)
Alguien con quien voy a hablar mucho.
Alguien a quien primero cantaré canciones y con quien luego las cantaré.
Alguien a quien voy a contar cuentos.
Alguien que me contará grandes historias.
Alguien que me desesperará.
Alguien que a veces me enfadará.
Alguien que me sorprenderá.
Alguien que me maravillará.
Alguien que me llamará de nuevo mamá.

Alguien a quien voy a querer tanto como quiero a mis otros hijos.
Porque embarazada de un tercero ya no te preguntas ¿querré a mis hijos igual? Embarazada de un tercero sabes que, como dice mi madre, 

«es el misterio de la maternidad, que el corazón se te multiplica con cada hijo».

Embarazada de un tercero ya sabes:

– que tus hijos son lo mejor de tu vida.
– que necesitas hacer «equipo» con tu marido para sobrevivir a la maternidad.
– que educar es lo más difícil que has hecho nunca y que nada te prepara para ello.
– que pasar sueño es horrible pero, no acaba contigo. Y con el tiempo, mejora.
– que ver que tus hijos te quieren es lo mejor.
– que escuchar la risa de tus hijos es la mejor música.
– que escuchar su lloro te puede poner los nervios de punta.
– que ver cómo tus hijos se hacen amigos te derrite el corazón.
– que un hermano es el mejor regalo que les haces a tus otros hijos.
– que ver a tu hijo enfermo da mucho miedo.
– que imaginarte que les pase algo te paraliza y te acerca a un vértigo horrible.
– que la maternidad pone en riesgo serio tu cordura.
– que hay cosas que vas a hacer mal, muy mal. Pero que confías en que tus hijos saben que les quieres y que lo haces lo mejor que puedes.
– que hay cosas que vas a hacer bien, muy bien, aunque sabes que ellos no lo descubrirán hasta cuando tengan su primer bebé en brazos.
– que lo que opine la gente te da bastante igual
– que hay algunas personas con las que cuentas incondicionalmente.
– que ser madre es parte imprescindible de tu identidad y te define.
– que ser familia también imprime identidad.
que, en breve, me voy a volver a enamorar y que alguien más se va a enamorar también de mi… aunque luego en la adolescencia se olvide 😉

Yo hoy he visto por primera vez a otro de los amores de mi vida y todavía no le conozco… Qué curiosidad…

 
¿Qué sentiste tú en la primera eco de tu bebé?
listas para preparar la llegada de tu bebé

Yo soy Ana Monente Mozaz (Ana Cestaland), farmacéutica y madre de familia numerosa de tres hijos que me enseñan e inspiran cada día.

Desde 2005 tras el mostrador de mi farmacia en Paseo Anelier 18 en Pamplona ayudando a cuidar y mejorar la salud de nuestros pacientes.

En 2012 creé con mucha ilusión Cestaland (regalos para bebés y embarazads) y este blog Cestaland de maternidad y salud infantil. ¡Bienvenido!

Este blog busca ser una ventana al mundo para dialogar sobre maternidad, crianza, embarazo, parto, bebés. Intentando aportarte consejos útiles y muchos trucos acumulados estos años para ayudarte en el reto que es la gran aventura de la maternidad.

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Qué bonito Ana! Como dices, parece mentira que una personita crezca dentro de tí! Y cuando por fin lo conoces, no sabes cómo pudiste vivir sin el/ella. Es mágico.
    Animo con esta nueva aventura!

  2. Yo también me enamoré un poco de su naricita y de sus piernitas cruzadas… una experiencia maravillosa y emocionante estar en una ecografía. Alguien tan pequeñito y que ya es tan importante.

    1. Un placer compartir contigo ese momento!!!
      Cuando sea mayor se lo podrás contar a tu sobrino y le encantará!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =

Regalos para bebés y embarazadas